top of page

Miedo a los FUEGOS ARTIFICIALES: 7 CONSEJOS para educar a tu perro o gato.



miedo a los petardos HipnoLleida, psicólogos lleida
miedo a los petardos hipnolleida



Hola, hoy vamos a hablar sobre cómo gestionar el miedo a ruidos fuertes cómo los petardos Próximamente aquí en Cataluña se celebra la fiesta de San Juan que es una fiesta muy conocida, ya que celebra el inicio del verano y se acostumbra, entre otras acciones, a utilizar petardos y otro tipo de pirotecnia y fuegos que en muchas ocasiones generan miedo y reacciones que pueden ser muy intensas y comprometer el bienestar tanto de nuestros perros cómo de nuestros gatos.


En el Blog de hoy nos vamos a centrar sobre todo en perros, ya que son los que principalmente tienen este tipo de problemática y os voy a dar pautas sobre cómo prevenir el miedo a petardos y cómo tratarlo y gestionarlo una vez ya ha aparecido. El mejor momento para prevenir el miedo a los petardos es cuando el perro es un cachorro, ya que antes de los 4 meses las conexiones neuronales que generan el medio aún no están del todo establecidas y el perro tiene mucha más moldeabilidad para aceptar nuevos inputs, aunque se les puede enseñar al largo de toda la vida. Y se puede empezar introduciendo el sonido de petardos u otros ruidos fuertes.


Se tiene que empezar siempre con un sonido muy bajo y con poca frecuencia y progresivamente, y si el perro se mantiene tranquilo, ir subiendo la intensidad.


Esto se puede hacer también en personas que tengan fobias pero se tendría que hacer de forma mucho más estructurada, ya que solamente poner el ruido en un aparato de música o la tele ya les produce bastante ansiedad. De todas maneras hacer esto no evita que el perro no pueda sentir miedo, puesto que son capaces de diferenciar, se ha comprobado en varios estudios que son capaces de diferenciar del sonido de un aparato de electrónico del sonido real, pero nos da una buena base para preparar para que el perro pueda gestionar este tipo de ruidos de forma más fácil. Los perros suelen tener miedo (y también los gatos) a este tipo de ruidos sobre todo porqué no lo pueden predecir, y, personalmente a mí me gusta pensar que es cómo si un día te levantaras y estuvieras en plena guerra, pero no sabes cuando empieza, cuando acaba, ni si te va a afectar.


Es por eso que muchos perros pasan incluso días después de que estos petardos hayan acabado muy agitados y con problemas relacionados.

Dejan de comer, se esconden, incluso pueden llegar a agredir al propietario u otros animales con los que convivan. ¿Qué podemos hacer cuando nuestro perro o nuestro gato ya tiene miedo a petardos? Hay varias pautas, sobre todo se trata de gestionar el ambiente, aunque a veces necesitaremos ayuda de fármacos o de otras alternativas que os explicaré más adelante. Hay un punto que quiero resaltar y es que antiguamente se decía, y seguro que en muchos lugares podéis ver que no se puede acariciar al animal porqué no se puede reforzar. Esto realmente no es cierto, si que es verdad que si nuestro animal está muy nervioso y nosotros lo acariciamos de forma muy abrupta, muy seguida, generamos más importancia, o damos cómo una connotación más fuerte a la situación que está sucediendo que si lo de forma tranquila.


Pero si nuestro perro o nuestro gato cuando haya ruidos fuertes o cualquiera cosa que le dé miedo se acerca a nosotros buscando cariño le podemos acariciar suave. La idea sería poderlo calmar sin sobreexcitarlo más de lo que ya está. Por otro lado es muy importante que gestionemos el ambiente. Si nos pilla con unas semanas de antelación podemos gestionar lo que llamamos zona segura o zona de confort.

La zona segura es un lugar donde el perro por voluntad propia va a refugiarse, hay veces que vemos que en determinados puntos de la casa, sobre todo cuando el perro ya ha pasado otras festividades como esta con nosotros, en las que el perrito o el gato va a esconderse cuando vienen familiares, cuando hay mucho ruido, cuando por algún motivo sienten miedo.


Si esto es así se trata simplemente de acondicionar esa zona como explicaré un poco más adelante y darle acceso total tanto los días previos como sobre todo la noche de San Juan. Si nuestro perro o gato todavía no tiene una zona segura, la tenemos que crear, para ello podemos utilizar un transportín suficientemente grande, un armario si es un gatito o una habitación que tengamos. Es muy importante que esté hábitat que le creemos permita que el perro se pueda levantar, tumbar, dar una vuelta, que no esté confinado, sino que pueda decidir si se queda o si se va y pueda moverse con libertad pero que a la vez se sienta resguardado. Un buen punto que suele ser común en muchas casas es el baño.



El baño suele quedar en una habitación céntrica de la casa con lo que no suele dar al exterior y es una zona que no es muy de paso y con la que el animal suele pederse quedar con tranquilidad. Pero siempre tenemos que adaptarlo a nuestro perro o nuestro gato en concreto, ya que hay animales que, por ejemplo si tienen miedo a la bañera no van a querer quedarse allí, o si por el contrario prefieren quedarse más cerca de nosotros y el comedor lo tenemos lejos no van a estar seguros ni tranquilos en esa zona.



 

Cuando tengamos la zona escogida comenzaremos a introducir sesiones de juego o de caricias de forma controlada. Incluso le podemos poner un poquito de comida, porqué por propia cuenta quiera ir a esa zona de la casa, ya que para él será un punto agradable, donde pasan cosas buenas. Con el tiempo veremos que nuestro perro incluso decide quedarse allí durante un rato, incluso descansar.

Eso es perfecto, vamos por buen camino. Cuando ya llega el día de San Juan es importante que a esa zona que hemos creado le añadamos varias cosas más. Sobretodo intentar insonorizar la zona. Ya sea, si es un transportín, poniendo una manta sobre el mismo para amortiguar el sonido o si es una zona de la casa podemos bajar, de hecho es bastante recomendable cerrar persianas y cerrar ventanas y bajar persianas para intentar amortiguar un poco. Podemos poner música suave o encender la televisión para que el ruido exterior todavía quede más difuminado.


Otra pauta, sobre todo en animales que tienen mucho miedo sería quedarse con ellos almenos las primeras veces para poder comprobar cómo reaccionan. Y también si necesitan calma o estamos utilizando fármacos para ayudarles en esos momentos poderlo controlar mejor la evolución de ellos.


Si por el contrario debemos marchar siempre podemos dejar una cámara grabando, a poder ser con Wi-Fi para poder controlar que realmente no haya miedos. Para todos esos perros que tienen acceso a jardín o a zonas exteriores es muy recomendable (si tienen miedo) no dejarles acceder ese día porqué con las fobias en ocasiones intentan trepar o incluso han llegado a abrir verjas o hacer agujeros y escapar por allí. Un perro con miedo cuando se escapa corre, corre y se desorienta, (y lo mismo con un gato) y en ocasiones aparecen en pueblos cercanos. A demás siendo una noche en la que hay muchas hogueras, fuegos artificiales, coches y demás es un peligro bastante grabe, tanto a nivel emocional, cómo a nivel físico de nuestras mascotas. Y si con las medidas que hemos adoptado todavía necesitamos una ayuda extra porqué nuestro perro tiene muchísima ansiedad o porqué queremos asegurarnos de que vaya a pasar un San Juan más tranquilo tenemos diferentes productos que le podemos administrar.



Por un lado tenemos lo que son productos nutracéuticos. Nutracéuticos son productos que sin llegar a ser farmacología o fármacos, cómo medicamentos que tomaríamos nosotros con receta, ayudan a nuestro animal mantener un efecto de calma. Sería entre comillas una valeriana. Estos medicamentos, estos nutracéuticos tienen que dados por un veterinario y adaptados al resto de la medicación y desparasitajes que tome el perro y se tiene que empezar a implementar con almenos 15 días, entre 5 y 15 días antes de la festividad de San Juan. Ya que el efecto es más leve y sostenido y sino no llega a hacer el efecto correcto.

Para perritos o gatitos que tengan mucho miedo y con los nutracéuticos no es suficiente también se le puede dar medicación.


En este caso, todavía más que en el punto anterior es importante que lo consultéis con vuestro veterinario de confianza para asegurarnos de que no hay ninguna patología que pueda afectar a vuestro animal ni ninguna medicación que esté contraindicada. También recordar que toda la farmacología que utilizamos para este tipo de fobias van encaminadas a disminuir la ansiedad del animal y en ningún caso a bloquearlo. Antiguamente se utilizaba una medicación que bloqueaba al perro pero él seguía sintiendo el miedo, sería cómo una parálisis del sueño.

El animal sigue con miedo pero no lo puede expresar. La medicación que se utiliza hoy en día va encaminada a relajar, a bajar el nivel de ansiedad y hacer que pasen un día lo más tranquilo posible.


Cómo resumen deciros que debemos intentar generar una zona segura en casa para que nuestro perro tenga un cobijo y se sienta seguro. No debemos castigarlo si tiene miedo, ya que generaríamos más inestabilidad y más ansiedad de la que ya hay. Y podemos calmarlo pero siempre de forma tranquila, sin sobreexcitar más al perro.

Debemos evitar que pueda estar en zonas sin cobijo cómo jardines o descampados de los que si tiene miedo intentará escapar. Si se puede tanto lesionar (para intentar salir) cómo hacer daño al salir al exterior y debemos vigilar mucho los pasos el día de San Juan.


Es decir, pasearemos siempre en horas de poca afluencia con relación a petardos y evitaremos zonas conflictivas. Si sabemos que cerca de casa hay un descampado donde se acostumbran a tirar, aunque sea un lugar de paseo habitual para el perro evitaremos ir ese día para que no tenga posibilidad de encontrarse con ese estímulo que tanto miedo le da e intentaremos que tanto el arnés o el collar que lleve quede bien ajustado para que en un momento de miedo no se lo pueda quitar. Por otro lado si tenemos que dar medicación siempre consultaremos con nuestro veterinario aunque esta medicación sea natural para asegurarnos que no hay ningún problema al darla, tanto por el estado de salud del perro cómo por otras medicaciones que pueda tomar.


Espero que paséis buena verbena todos, tanto peludos cómo humanos..


Dr Marcos

Yorumlar

5 üzerinden 0 yıldız
Henüz hiç puanlama yok

Puanlama ekleyin
bottom of page