top of page

7 Señales de que Sientes una Profunda Soledad.


El novelista estadounidense Thomas Wolfe dijo una vez: “La soledad es y siempre ha sido la experiencia central e inevitable de todo hombre”. Y la mayoría de nosotros probablemente estaría de acuerdo, porque todos hemos sentido soledad en algún momento de nuestras vidas. Entonces, si en este momento estás lidiando con una profunda soledad en la vida, entonces probablemente te identificarás con estas 7 reveladoras señales.



Uno: Te sientes vacío todo el tiempo.


Últimamente, cualquier emoción que solías sentir con frecuencia, ya sea felicidad, tristeza, emoción, interés o diversión, simplemente parece haber desaparecido. Y nada de lo que haces para animarte o hacerte sentir algo de nuevo parece estar funcionando. La mayoría de los días te sientes...

vacío, perdido y confundido.

No sientes nada y estás emocionalmente desapegado porque estás luchando con una profunda sensación de soledad con la que no sabes cómo lidiar.



Dos: No puedes controlar tus emociones.


En los pocos casos en los que logras sentir algo de nuevo, no mejora mucho, porque parece que no puedes controlar tus emociones. Ahora te enojas por el más mínimo inconveniente y de repente no sabes cómo dejar de llorar o arremeter contra las personas que te rodean sin razón aparente, incapaz de contener tu ira. Los psicólogos lo llamamos a esto “volatilidad emocional” y es muy común en personas que sufren de depresión, ansiedad severa y soledad.


Tres: Sientes que eres demasiado diferente a otras personas Incluso con tus amigos y familiares más cercanos, te sientes como un extraño, como si nadie te conociera o entendiera realmente.


Tienes dificultades para conectar con los demás y sientes que no perteneces a ningún círculo. Esto se debe a que, a menudo, nuestra soledad puede abrir una brecha entre nosotros y todos los que nos rodean, apartándonos de su calidez, amistad y compasión, hasta que lo único que nos queda es el miedo persistente de ser demasiado diferentes como para que alguien alguna vez pueda aceptarnos por lo que realmente somos.



Cuatro: Cuestionas el significado y el propósito de la vida.


Algunas personas tienden a volverse más introspectivas y filosóficas cuando se sienten solas, así que si últimamente te has estado cuestionando el significado y el propósito de la vida, esta podría ser la razón.

A veces podemos tratar de confrontar nuestra soledad, y nos sumergimos profundamente en nuestra propia psique para llegar a la raíz de todo. Independientemente de lo que puedas encontrar en tus pensamientos, miedos y deseos más íntimos, es más que probable que salgas del otro lado como una persona más sabia y perspicaz con una nueva perspectiva de la vida.



Cinco: siempre estás exhausto.


Otra señal de advertencia de que es posible que ya estés sintiendo una profunda soledad sin siquiera darte cuenta, es si siempre te encuentras agotado. Es como si, de repente, incluso las tareas más simples, como devolver una llamada telefónica, salir a comprar comida o prepararte algo de comer, parezcan demasiado abrumadoras y agotadoras para hacerlas. Caminas arrastrando los pies todo el día, postergando las cosas todo lo que puedes, solo para finalmente colapsar en tu cama exhausto y completamente agotado cada noche.


Lo que nos lleva a nuestro siguiente punto...


Seis: pierdes el tiempo sin hacer nada.


Deslizarse en piloto automático por las redes sociales, pasar horas jugando videojuegos, ver series que ni siquiera te gustan, chismosear, apostar, estar de fiesta, beber, comer en exceso, dormir demasiado, gastar demasiado: todo tu tiempo se ha consumido en estas actividades. Y claro, pueden ser divertidas e incluso relajantes si se hacen con moderación, pero si te das ese gusto demasiado, te sentirás más solo que nunca.

¿Por qué? Porque si bien todas estas cosas pueden parecer una buena manera de distraernos de nuestra soledad y hacernos sentir bien con nosotros mismos, al final del día, solo nos recordarán que sentimos que no estamos haciendo nada que valga la pena con nosotros mismos o con nuestras vidas.



Siete: Dejas de cuidarte Finalmente.


El momento en que comienzas a descuidar tus propias necesidades y dejas de cuidarte a ti mismo es una señal preocupante de que tu salud mental está empeorando. ¿Has dejado de cepillarte los dientes o de peinarte últimamente? ¿Ya no haces las cosas que disfrutas, como salir con amigos o disfrutar de tus pasatiempos?

¿Hay veces que pasas días sin ducharte o constantemente dejas tu habitación desordenada? Todas estas cosas son efectos secundarios comunes cuando luchamos con una profunda sensación de soledad en nuestras vidas.


Nos sentimos indefensos e insatisfechos, hambrientos de sentido, conexión, intimidad y propósito, así que dejamos de cuidarnos por completo porque sentimos que no tiene sentido.


Entonces, ¿te identificas con alguna de las cosas que hemos mencionado aquí?¿Has experimentado personalmente una profunda sensación de soledad?


Si estás teniendo problemas con tu salud mental, lo mejor que puedes hacer por ti mismo es buscar ayuda y ponerte en contacto con un profesional de la salud mental cuanto antes.


El simple hecho de que seas consciente de que falta algo en tu vida demuestra que tienes una buena idea de quién eres y de lo que quieres, aunque todavía no puedas definirlo con claridad.


Tómalo como un llamado de acción para comenzar un examen de conciencia y redescubrir lo que hace que la vida tenga sentido para ti.

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page